Quiénes somos



Soy Olga Urra Monserrat, 65 años, en el segundo tiempo de la vida, convencida que la vida va de menos a más, orgullosa de mi familia, 3 hijos adultos ya, de 40, 38 y 31 años, profesionales e independientes, más 5 nietos de 9, 7, 4, 3 y 1 año. No me canso de celebrar esta etapa de la vida, luego de 17 años sola, hace 12 años apareció el amor, inesperadamente, de una forma maravillosa que me llena de gratitud. Con Joaquín hemos amalgamado nuestras vidas, juntos ambos somos más. Con él adquirí una familia extendida de 4 hijos y 7 nietos más.

Soy Ingeniero Comercial y en 2015 dejé mi trabajo profesional de casi 40 años, como ejecutivo comercial de la industria farmacéutica, en el que me sentía segura y confiada. Me decidí a emprender un nuevo camino en el coaching, para acompañar a personas y a organizaciones a descubrir sus posibilidades de una mejor vida personal y profesional. He tenido miedo por este cambio tan radical y hoy agradezco haberlo decidido porque me ha llenado de satisfacciones. Pasé de un lugar seguro a un nuevo lugar lleno de incertidumbres y hoy tengo confianza en que lo que estoy haciendo es lo que quiero hacer, que estoy en el lugar perfecto para mis verdaderas inquietudes.

Complemento mi quehacer profesional con mi formación como Terapeuta Floral. Participo de un taller de teatro aficionado desde 2016, año en el que hice mi primer estreno con Bernarda en la Casa de Bernarda Alba, tal y como lo había soñado en mi adolescencia, aprendí que es posible cumplir sueños abandonados. Hago clases y mentoring a emprendedores en varias organizaciones. Fue justamente en actividades de capacitación donde conocí a Travesía100, y fue un amor a primera vista, me pareció tan relevante el propósito, me sentí inmediatamente 100% identificada con una adultez productiva y feliz. Ese ha sido mi gran anhelo propio y también para toda mi generación.