Quiénes Somos - Valeria Ambrosio


Mi nombre es Valeria Ambrosio Brieva, nacida y criada en la ciudad de Chillán. Soy hija y nieta de inmigrantes españoles por los cuatro costados, originarios de Castilla y Andalucía.

De mi padre heredé la alegría de vivir y una innegable cuota de optimismo y de mi madre la austeridad, el trabajo y la preocupación por los más pobres. Soy una mezcla de todo ello. Agregaría, que por ser la menor de tres hermanos y recibir el cariño incondicional de los míos, tiendo a percibir el mundo protegido y siempre bondadoso, aunque la vida me ha demostrado que desgraciadamente, no siempre es así.

Me casé joven, como buena parte de mi generación y de la misma manera, me separé y volví a casar. Tengo 3 hijas, “la mía, la tuya y la nuestra”, las cuales, han sido una gran alegría en mi vida y me han dado 7 nietos.

Mi interés personal siempre ha sido la conexión con las personas, esto es lo más relevante, lo que me hace sentir activa, plena, aquello que me da sentido a mi vida. Así, obviamente, y con estos antecedentes, mi profesión no podría haber sido otra, que Trabajo Social, con una licenciatura en la Universidad Católica de Chile y un Master en la Universidad Católica de Washington, USA.

En mi práctica laboral he solidarizado principalmente con aquellos que son los más desfavorecidos, los excluidos y/o discriminados. Tengo una basta experiencia, desde el trabajo territorial y comunitario con diversos tipos de organizaciones sociales de base, o desde la ONG con los niños o ligada al municipio con personas mayores o a nivel gubernamental desde las políticas públicas para favorecer el avance de las mujeres en nuestra sociedad o desde el Programa de Naciones Unidas, (PNUD) como especialista en temas de género.

Desde muy joven, siempre ambicioné con viajar, la vida me ofreció muchísimas oportunidades. He vivido en varios países y estas experiencias me enseñaron que mi nivel de adaptación es enorme, que siempre me enamoré de cada lugar donde estuve, que encontré la mejor gente, mirando siempre lo positivo que me ofrecía cada país.

Soy cinéfila, buena lectora, me encanta escribir y hacer poesía. He estado incursionando en la pintura, algo absolutamente nuevo para mi.

A Travesía100 llegué por una amiga y rápidamente me incorporé a un taller de escritura dirigido por Patricia Lutz para hacer mi autobiografía. Fue una excelente experiencia y puedo contar, que en la navidad pasada, le regalé a mis hijas de sorpresa y a los más cercanos, mis relatos de vida.

Durante la pandemia fui coordinadora de los Círculos de Reflexión y Aprendizaje con un excelente grupo de profesionales que aunque terminamos el ciclo de cuatro meses, seguimos unidas y en contacto. Espero seguir contribuyendo en esta área porque sueño que los adultos mayores logremos crear un movimiento que nos permita tener voz dentro de nuestra sociedad, para opinar del Chile que queremos. Un país justo, que sea más inclusivo y más amable con todas las personas mayores.